Cmyk-mediaSquareSpace.jpg

Giorgio, inventor de surreales artefactos anfibios, emprende una nueva aventura; un viaje en moto desde Colombia hasta la punta más al sur de Argentina conocida como el “fin del mundo”.

Después de estar 15 años separados, su hija Silvia, le acompaña con la intención de reconstruir ese insólito pasado familiar que sólo queda en la memoria de su niñez y que se aleja tanto de su relación adulta.  


*English.

Giorgio, an inventor of surreal amphibious artifacts, undertakes a new adventure: a motorcycle trip from Colombia to the extreme southern part of Argentina known as the "end of the world".

After 15 years apart from her father, Silvia decides to go with him with the intention of rebuilding her unusual family story, which only remains in her childhood memories and differs so much from their adult relationship.

 

Mujer de Agua Salada

Poster Mujer web.jpg

 

Ficción /  Fiction

Storyline

En un pueblo de la Sierra, lejos del mar, vive Iliana. Sufre un fuerte dolor crónico de espalda causado por el peso que carga con su familia y el trabajo como empleada doméstica. El encuentro con Pocho, un pescador sobandero, le hará descubrir lo que ella es en realidad: una mujer de agua salada que nunca vio el mar.

Sinopsis

Iliana (36), sufre un dolor crónico de espalda causado por el peso de la vida que lleva. Vive en la Sierra, lejos

del mar, con su hija Keila (15) y con Leuris (40), un vividor que sólo sueña en convertirse Dj picotero.

Pocho (35), un pescador sobandero, llega al pueblo de la serranía en busca de nuevas oportunidades. Sus masajes y pócimas se vuelven el paliativo de Iliana, que comienza a tener sueños recurrentes con el mar, que aún no conoce, sintiendo la urgencia de estar más cerca del agua.

En uno de sus encuentros, Pocho alimenta este anhelo, asegurándole que conoce a un curandero que vive en las costas de la Guajira, que podría acabar definitivamente con su dolor. Iliana ve en este viaje una puerta para liberarse y Pocho un tiquete para cazar a la preciada matarraya que solo pasa en esa temporada.

Finalmente el amor les muestra un solo camino e Iliana entiende que su única cura estaba en el mar, porque ella es una mujer de agua salada.


Nota de la Directora

El dolor siempre cumple lo que promete
— Germaine de Staël

El dolor y el cambio van siempre de la mano, no importa cual de los dos vaya primero, siempre será causa o consecuencia. El dolor es como un embrujo, te atrapa desde lo más básico de tu existencia, te domina, te disminuye. No hay nada mas poderoso que dejar que el dolor te invada. Pero así mismo, el dolor te hace vivo, te incomoda, te grita para que cambies tu curso e indagues algo que no has explorado.

Durante muchos años sufrí como Iliana, la protagonista, de un dolor crónico de espalda. Nunca se encontró la causa exacta de esta dolencia y no hubo cura posible entre las terapias de todo tipo a las que fui; al final me adapté a vivir así, imponiendo el dolor sobre la posibilidad de cambiar esta situación. La transformación exigía una nueva piel, una liberación profunda, algo determinante que me hiciera volver a mí desde otra perspectiva. Con el tiempo ese momento llegó y el mar fue revelador para este proceso.

Mujer de Agua salada trata de ese momento decisivo en el que el cambio ya no da espera. De esta transformación que a su paso descoloca todo a su alrededor y abre un camino que vale la pena recorrer, sin mirar atrás.

Pocho se convierte en la oportunidad de Iliana para darle fin a su tormento. Su boleto al mar en donde encontraría la cura definitiva, calmando sus ansias de agua y el deseo de convertirse en la sirena de sus visiones; evocando la necesidad de ser otra, en otro lugar, alguien que está dispuesta a volver a empezar aunque a cambio tenga que dejar a su hija.

Hace más de tres años que vivo en Santa Marta. Esta historia nace aquí, en donde se encuentran los tres mundos en los que la película tiene lugar.

- El mercado, un microcosmos en donde el caos predomina entre el comercio informal y el ritmo sin tiempo de la gente que lo habita. Quiero retratar el calor, la suciedad y la masa de gente apilada bajo el sonido del “pum pum” del reggaeton y los gritos de megáfono de las promociones “todo a cinco mil”. Me interesa mostrar la dinámica de los personajes de vivir el día a día en el eterno bucle de conseguir el dinero. Sobrevivir aquí es una tarea dura y soñar se vuelve un lujo.

- La sierra con sus árboles de un verde brillante, sumidos en el sonido agonizante de las chicharras. El río que cambia constantemente y que se desboca para luego apozarse entre las rocas. Quiero que se sienta la sacralidad de este lugar, su fuerza mística, sus espíritus. Es el portal para que Iliana escape del dolor estando en el agua, en los masajes de Pocho y sus plantas. El mundo en donde Iliana puede creer encontrar una cura, en donde puede imaginar otro futuro que resulta muy alejado de su realidad como empleada doméstica y habitante de la montaña.

- El mar, la fuerza y grandiosidad en infinidad de formas. El silencio intacto entre el azul intenso. Es el mundo en donde Iliana sueña vivir porque es aquí donde se descarga y renace en un nuevo cuerpo. Aquí se libera, se expande y culmina el deseo de ser otra.

El vínculo emocional de los personajes, está estrechamente ligado a los fenómenos naturales tan presentes en esta región. La brisa loca, la sequía, el invierno y sus tormentas torrenciales. Quiero que estos fenómenos sean parte fundamental del carácter de los personajes, de las situaciones, que tengan su diálogo y su espacio.

Finalmente, me interesa entremezclar estos mundos con toda la fuerza de la naturaleza, jugando con el destino y los deseos de los personajes. Mostrando cómo el dolor se transforma en amor y a veces puede ser más inspirador que cualquier sueño.